0

ARTISTAS > FICHA

LAURA RUTH SPOLIANSKY

Hola, mi nombre completo es Laura Ruth Spoliansky.

Soy argentina, nacida el 29 de abril de 1969 en Capital Federal. Taurina, empresaria, un poco artista plástica y en estos últimos años, estoy incursionando en el ámbito de la escritura. Pero por sobre todo, soy madre de dos hijas de 23 y 18 años, con las que disfruto mucho del vínculo maduro.

En mis años «mozos», como les dicen, fui jugadora de voley de alto rendimiento: jugué desde los 15 a los 27. Los últimos ocho años de mi carrera deportiva fueron profesionales, en clubes como Estudiantil Porteño de Ramos Mejía, Náutico Hacoaj, Hebraica y APV (Ateneo Popular de Versalles). Todos ellos, pertenecientes a la  Federación Metropolitana de Voleybol.

Obtuve el título de Profesora Nacional de Educación Física del Instituto Romero Brest y del Efis Hacoaj; hice la mitad de la carrera en el primero y la terminé en el segundo.

Me formé y ejercí como entrenadora de voley, con acreditación de la FMV. Trabajé durante veinte años en diferentes colegios y establecimientos deportivos.

También cursé algunas materias del CBC para la carrera de Medicina porque en algún momento de mi vida, quise estudiar Medicina Deportiva, pero la maternidad me hizo descartar todo proyecto que me ocupara demasiado tiempo. Entonces, hice un año en el IAN (carrera corta de nutrición del Dr. Cormillot) que al parecer, resultó demasiado para mis dos hijas pequeñas, un marido, una casa y la profesión, motivo por el cual también terminé abandonando.

Por ahora de arte, ¡nada!… Bueno, a decir verdad, en año 1995, cuando supe que esperaba a mi primer hija y debía desacelerar mi ritmo, empecé un curso de «Pintura Naif» con una señora que lo dictaba en la cocina de su casa. Y aunque recuerdo que me encantaba, solo duró los meses del embarazo. Y no porque después nació mi pequeña, sino porque en una de las clases, cuando apoyé mi cartera en el espaldar del asiento, este se partió y la profe ¡me echó la culpa! En fin, literalmente «me echó». Tiempo más tarde me enteré de que esas sillas las había reparado hacía poquito y le había salido muy cara esa reparación…

 

En el 2001, me mudé a Ituzaingó: un barrio con calles de tierra y terrenos con mucho verde, ideales para vivir más tranquilos y disfrutar del aire libre. Como mis búsquedas continuaron y necesitaba que mi trabajo se amoldara a mi nueva vida, armé un espacio de entrenamiento personalizado enfocado al cambio de hábitos: actividad física sistemática y una alimentación orientada a sostener por sobre todo una buena salud. En él tuve mi primer contacto con el arte cuando una tarde vino a verme una profe del IUNA que quería tomar clases personalizadas, y terminamos haciendo un trueque de servicios. Yo la entrenaba físicamente y ella me daba clases en su taller de arte. Y esos sí finalmente fueron mis primeros pasos en la pintura.

Pasé los últimos dieciséis años por distintos talleres: el de Paulina Miguel, el de Lapo Chiric y el «Rejunte Arte», de Jorge Martínez. En el ínterin entre uno y otro, asistí a algunos encuentros del taller de Juan Doffo.

En todos esos años, participé en muchísimas muestras colectivas propuestas por cada uno de los talleres. Una de las muestras más importantes fue la que realizamos en conmemoración a los 100 años del natalicio de Cortázar, donde leímos su obra. Cada uno eligió un texto y lo representó en una pintura. Esa muestra tuvo varias exposiciones: en el Municipio de Morón, en Ituzaingó, en el Museo de Moreno, y hasta en la TV Pública y el Congreso de la Nación. Fue una gran experiencia.

Paralelamente, alrededor de los tres años de mi segunda hija,  el proyecto de ser personal trainer empezó  a demandar un cambio para nuestras necesidades económicas, entonces, tomé la decisión de abandonar la profesión y de emprender junto a mi marido otro  proyecto. Así nació Timing Sport, una marca de ropa deportiva de la que vivimos hasta el día de hoy.

En diciembre del 2010, llegó mi primera muestra individual llamada: «Búsquedas recorridos, caminos y destino», que fue presentada en la sociedad de fomento «Mariano Moreno», de Castelar.

En diciembre de 2012, expuse la misma muestra en el centro médico: «Estilo Vida» de la Dra. Patricia Romero.

Dos años más tarde, en diciembre de 2014 vino la muestra en el «Café de la plaza», en Ituzaingó. De su mano, una nota en Clarín zonal en la sección «gente en foco», publicada en Marzo de 2015.

Y como broche de oro, en agosto, me hicieron una entrevista en un canal de cable: «30 minutos con Noriega». Se puede ver acá. ¡Un año redondito!

En marzo de 2017 participé en una muestra colectiva, pero individual: “UBA-SAAP 100% mujeres. Colectivamente individuales”. Presenté diez cuadros que componen la obra completa en el salón de los pasos perdidos de la Facultad de Derecho de la UBA en homenaje al día de la mujer. Un evento cultural hermoso. Algunas de mis pinturas se pueden ver en la página de la Facultad.

En abril de 2019, presenté en el Museo Histórico de Ituzaingó mi segunda muestra individual plástica y literaria llamada «Reflexiones de una Homocelusapiens… Que se resiste a serlo», que consta de ocho cuadros, varios dibujos y un libro que estuvo presente en la Feria del Libro en la Rural en mayo de 2019 y en la de Feria del Libro de Córdoba, en septiembre. En noviembre de ese mismo año hice la segunda presentación de esta muestra en el Club CISO de Ramos Mejía.

A la semana siguiente de la exposición en el museo, me entrevistaron en Argentinísima satelital. Esta entrevista se puede ver aquí.

Para este año el proyecto era llevar la muestra a varios establecimientos, pero dadas las circunstancias, tuve que repensar nuevas formas de exponer mi arte. Abrí una cuenta en Instagram, hice dos vivos con otros escritores y aquí sigo intentando seguir aprendiendo, creciendo y paralelamente, difundiendo mi trabajo.

Actualmente y en esta condición de aislamiento social, retomé de forma virtual mis clases de dibujo y pintura con Fausto Soler. También preparo un nuevo proyecto  de escritura junto a mi correctora literaria, Florencia Rumi. Hay recorridos que ya no tienen vuelta atrás, sobre todo si ese camino se disfruta, y yo realmente lo hago.

Siempre me gustó escribir y pintar, parece que esas cosas que me gustaba hacer de niña son las que me ayudan de grande a mantener mi eje. Será por eso que cada vez que agarro un pincel o me pongo a escribir, las horas vuelan y en mi cara se dibuja una sonrisa que me hace olvidar de todos los problemas, es más… me hace sentir que no tengo ninguno.

Una parte de mi trayecto por la vida está escrita en este currículum o mini biografía.

No sé si es mucho o poco para 51 años… Simplemente es mi experiencia, lo que pude. Y estoy feliz de poder contarlo y de que alguien en este momento, lo esté leyendo. ¡Gracias por eso!

La otra parte, es la que brota a través de mis colores, mis pinceles, y mis palabras. Ahí es, donde se despiertan y desnudan, casi todos mis sentidos.

ARTISTAS 1819 - MONTMARTRE

José Luis López Pape

José Luis López Pape

Nine Valdego

Nine Valdego

Gabriela Iñiguez

Gabriela Iñiguez

Stéphane Vereecken

Stéphane Vereecken

Silvina Fiamingo

Silvina Fiamingo

Cosme Almada

Cosme Almada

Aintsa

Aintsa

Concha Matas Yuste

Concha Matas Yuste

×