0

La fotografía puede ser abrumadoramente digital hoy en día, pero la influencia de la fotografía analógica sigue siendo palpable hasta el día de hoy. Desde los filtros de aplicaciones fotográficas que emulan el aspecto de la película hasta las nuevas cámaras digitales diseñadas para parecerse a las antiguas, el carrete sigue afectando a la forma en que percibimos la estética de la fotografía en general.

En el fondo, una cámara analógica no es muy diferente de la digital. Pero en lugar de incomodarte con funciones difíciles de usar, te devuelve a lo básico. Es una gran herramienta de enseñanza porque te muestra todos los elementos fundamentales de la fotografía sin la ayuda de la nueva tecnología.

La fotografía analógica te obliga a ser más meticuloso

Razones para volver a usar la tecnología analógica y ser un fotógrafo completo

 

Las cámaras antiguas son divertidas de coleccionar

Coleccionar cámaras nunca es aburrido debido a la gran variedad que puedes encontrar. Por el contrario que sus equivalentes digitales que suelen ser iguales, las cámaras fotografía analógica varían significativamente en diseño.Las cámaras antiguas son divertidas de coleccionar

Algunos tipos populares incluyen las cámaras de apuntar y disparar, las cámaras réflex de un solo objetivo, las cámaras réflex dobles, las cámaras instantáneas y los telémetro. La construcción de cada tipo de cámara está influida por su sistema óptico (método de transmisión de una imagen a través de un visor) y el formato que utiliza (35 mm., formato medio, formato grande).

Lo que hace que las cámaras de fotografía analógica sean aún más atractivas para los coleccionistas es que son baratas. Dado que ya no se utilizan mucho, muchas de ellas suelen acabar en tiendas de segunda mano, mercados de barrio y tiendas online a precios muy asequibles. Si tienes la suficiente paciencia, puedes terminar con algunas de las mejores cámaras analógicas de alta gama por poco dinero.

Coleccionar cámaras analógicas antiguas es también como poseer un pequeño trozo de historia. Desde las Brownies hasta las Polaroids, cada cámara te enseña un poco sobre la evolución de la fotografía.

¿Y la mejor parte? Todavía puedes usar muchos de estos viejos dispositivos hasta el día de hoy. No puedes decir lo mismo con una cámara digital de 5 años.

 

Las cámaras fotografía analógica proporcionan una visión de cómo se toman las fotos

Observar los mecanismos de una vieja cámara de fotos te ayudará a entender cómo funcionan. Las cámaras digitales pueden ser buenas para mostrar las fotos que tomas, pero a diferencia de las cámaras analógicas, no pueden demostrar cómo una escena se convierte en una imagen. Como las cámaras fotografía analógica están hechas de partes mecánicas, verlas funcionar es más fácil que mirar un montón de placas de circuito.

Si tienes una vieja cámara réflex de película tirada por ahí, experimenta con ella y estudia sus partes móviles. Abre la puerta de la película de tu cámara y localiza la abertura en el medio del compartimento de la película. Cuando hagas clic en el obturador, notarás que la duración de la apertura y el cierre del obturador corresponde directamente a la velocidad de obturación que elijas. Cuando gire el anillo de apertura, también podrá observar de primera mano cuánta luz permite que entre en la cámara al pulsar el obturador.

El resultado de tu pequeño experimento puede parecer bastante obvio, pero es útil para mostrarte lo que sucede dentro de la cámara cuando presionas el botón.

 

La fotografía analógica te obliga a ser más meticuloso

Las cámaras digitales de hoy en día son tan precisas que es difícil incluso para un principiante cometer errores. Tan solo tienes que ponerla en modo automático, apretar el obturador y tendrás una foto bien expuesta. Si tienes problemas con la composición, puedes incluso habilitar líneas de cuadrícula en tu pantalla para guiarte. Todas estas son características perfectas para usar hasta que te des cuenta de que te han convertido en un fotógrafo perezoso.

La fotografía analógica te obliga a tomar decisiones activas todo el tiempo. No puedes elegir el modo automático en una cámara analógica totalmente manual, por lo que te verás obligado a aprender a usar cada uno de los botones, perillas y palancas de tu dispositivo

Además, mientras que una cámara digital puede almacenar miles de fotos en una tarjeta de memoria, con una cámara de película sólo se obtienen 24 o 36 fotogramas, así que, en lugar de hacer clic con la esperanza de obtener una buena foto, la cantidad limitada de fotogramas te obliga a ser más meticuloso y a estudiar cada foto antes de tomarla.

 

Revelar fotos puede ser una experiencia muy satisfactoria

Todo fotógrafo desea experimentar el trabajo en un cuarto oscuro al menos una vez. Cuando usas película, tienes la oportunidad de revelar tus propias fotos y ser testigo de primera mano de la magia de la fotografía.

Revelar fotos puede ser una experiencia muy satisfactoriaEl cuarto oscuro te dice mucho sobre la edición de fotos y su rica historia. La mayoría de las herramientas que tienes en los programas modernos de edición de fotos comenzaron en el cuarto oscuro. Por ejemplo, al igual que tu editor de fotos digitales favorito, puedes recortar o ajustar los niveles de exposición y contraste de tus fotos. La única diferencia es que, en lugar de usar el ratón, lo haces con tus propias manos.

Además, es también una experiencia muy satisfactoria por el esfuerzo que pone en el desarrollo de sus fotografías. Tus fotos son más valiosas para ti no porque salieron de una impresora, sino porque las creaste tú mismo. Sabes que tu foto se ve precisamente como lo hace debido a todos los procesos que tuviste que pasar para hacerla.

 

El mundo analógico te enseña mucho sobre la luz y los colores

Los diferentes químicos en la película influyen en la forma en que se produce la luz y el color. A medida que experimentas con varias películas, te familiarizas con sus peculiaridades y eventualmente, aprendes a usarlas a tu favor.

Los químicos presentes en cualquier tipo de película varían en sensibilidad. Por eso, algunas películas tienden a crear fotos nítidas que son casi indistinguibles de las imágenes digitales, mientras que otras producen colores tenues o imágenes con contrastes.

Aparte de los químicos que componen la película, los procesos de revelado también pueden alterar la intensidad de la exposición y los colores. Los tipos más populares de procesos de revelado que todavía se utilizan hoy en día son el E-6 para las diapositivas de películas en color y el C-41 para los negativos en color. Algunos fotógrafos realizan un procesamiento cruzado para crear una alta saturación y contraste.

Una vez que se familiarice con las características de las películas que ha probado, podrá decidir qué carrete utilizar para diferentes situaciones. Cuantos más carretes hayas revelado, más sabrás sobre su funcionamiento.

 

Con los carretes, nunca sabes lo que te espera…

Cuando se combina la fotografía con cámaras viejas, se vuelve propenso a producir imágenes mal expuestas, viñetas, dobles exposiciones, fugas de luz y enfoque suave entre muchos otros «problemas». Pese a que puedan considerarse como algo negativo, son múltiples los casos en los que las malas cámaras o carretes crean sin querer obras de arte sorprendentemente bellas.La fotografía analógica no está muerta

Estos «accidentes felices» nunca pueden ser replicados por una cámara digital. Las manipulaciones adrede difícilmente podrán superar a los efectos auténticos creados involuntariamente que pueden llegar a ser verdaderas fotografías artísticas.

Algunos fotógrafos pueden estar tan obsesionados, que incluso buscan activamente estos efectos, que de otro modo no serían deseables.

Disparar con película vencida también puede darte imágenes inesperadamente bellas. Muchos carretes permanecen utilizables durante años después de su vencimiento, y debido a que cada uno de ellos se degrada de manera diferente, ninguna toma es siempre la misma. A medida que el rollo de película envejece, los colores y la falta de nitidez pueden aparecer en las imágenes una vez que las revelan, lo que puede hacer que sus tomas sean únicas.

 

La fotografía analógica puede convertirse en una búsqueda artística

A algunos fotógrafos no les importa si un aparato tiene características limitadas siempre que la salida sea excepcional. Con los diferentes tipos de cámaras, películas y procesos analógicos, lo que sale es a menudo muy distinto e irrepetible. El aspecto granulado distintivo que producen da a las imágenes más personalidad que las limpias y nítidas de las cámaras digitales.

Para algunos fotógrafos, el método importa más que el resultado. Cuando crean fotos con sus propias manos, se convierte en un proceso más involucrado y personal.

 

El futuro de lo analógico es incierto

En los últimos años, el resurgimiento de varios carretes icónicos como Polaroid, Fujifilm Instax y Ektachrome de Kodak ha hecho que la gente piense que lo analógico sigue vivo y bien. En realidad, su declive no ha disminuido tanto, especialmente en los últimos años.

A pesar de ser muchos los esfuerzos por volver a introducir la fotografía analógica en el mundo actual, las grandes compañías fotográficas siguen bajando las existencias de películas cada año porque ya no hay suficiente gente que las compre. También se está volviendo difícil encontrarlas en las tiendas hoy en día y aún más difícil encontrar laboratorios fotográficos que las procesen.

No hay duda de que la fotografía analógica es comparativamente mucho más difícil que la digital. Mucha gente se desanima fácilmente por todos los pasos involucrados en la creación de una fotografía analógica, pero el objetivo de usar el carrete es cometer errores y aprender de ellos. Te hace pensar por ti mismo en vez de dejar que tu cámara tome decisiones por ti. Puede parecer intimidante al principio, pero aprenderás mucho de ello.

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

Información sobre la Politica de Privacidad

You have Successfully Subscribed!

×