En 1873 William Willis y Alfred Clements inventaron una impresión fotográfica de platino que terminaría por convertirse en una de las más exquisitas de la historia. Se trata de una imagen que queda embebida en el papel y en acabado mate. Es un proceso donde se consigue una amplia gama de tonos delicados del negro al blanco y un rango de tonos grises medios solo posibles con esta técnica. 

 

caracteristicas de la platinotipia

 

La platinotipia es considerada por el mundo como el rey de los procesos de copiado y es alabada por fotógrafos y coleccionistas de todos los países. Una de las mayores ventajas de estas copias monocromas es su permanencia, pues el platino es, incluso, más estable que el oro. Por esta razón, las copias con platinotipia no se desvanecen y pueden durar miles de años.  

 

 

¿Qué es la platinotipia?

 

Se trata de un antiguo proceso fotográfico que consigue copias monocromas por contacto en materiales sensibilizados con sales de hierro y platino, luego de hacer un revelado por oxalato. Se considera como una impresión noble y apareció por primera vez en 1873. 

 Se diferencia del proceso de impresión con plata porque en este caso el platino se encuentra en la superficie del papel mientras que la plata está en la emulsión de gelatina o albúmina que cubre el papel.

Los resultados de la platinotipia presentan una imagen formada por platino que se impregna en el papel, aunque en algunos casos se emplea paladio en lugar de platino. En la actualidad la producción de papel al platino solo se emplea en medios artesanales. 

 

que es la platinotipia

 

Historia de la platinotipia

 

Las platinotipias comparten momento histórico con la aparición de las albúminas, que se comercializaron de forma exitosa, pero tienen características muy distintas. En cuanto a las platinotipias, estas tienen un acabado en mate y color neutro, por esta razón tienen un color más negro. 

El surgimiento de las copias en platino se concede en 1873 a William Willis y Alfred Clements, quienes intentaban elevar la fotografía al nivel de las bellas artes. Sin embargo, décadas antes ya se habían hecho experimentos sobre la acción de los rayos del sol sobre el platino.  

En 1830 en Alemania, Ferdinand Gehlen inició estos experimentos que un año más tarde fueron perfeccionados por Johann Wolfgang Döbereiner, quien aumentó la sensibilidad al agregar oxalato férrico. Hasta el día de hoy esta combinación es la base de la platinotipia. 

Durante el desarrollo de la fotografía y por la complejidad de esta técnica, los fotógrafos de todas las épocas han desarrollado copias de platino en formato pequeño

 

 

Característica estéticas de la platinotipia

 

historia de la platinotipiaLa gama tonal, la calidad de superficie y la permanencia de la platinotipia han generado interés y admiración por fotógrafos y coleccionistas. Una copia en platino contiene una escala de tonos que van del negro al blanco y un rango de tonos grises medio que es imposible de lograr utilizando otros procesos como la plata. 

Incluso las sombras más profundas presentan información y se alcanzan blancos delicados en una imagen viva y tridimensional. Además, es importante destacar la durabilidad propia de las características de sus metales, el platino y el paladio. Una copia en platino puede durar miles de años. Son sumamente resistentes al deterioro y permite emplear papel de tejido al 100%.

Otra característica que destaca es la superficie es completamente mate, no reflectante. Asimismo, como su base no es de gelatina no tiene tendencia a enrollarse. También se puede conseguir mayor densidad tonal porque sus tonos más oscuros son más suaves que los que se consiguen en un proceso a base de plata. 

 

 

Fundamentos químicos de la platinotipia

proceso noble platinotipia

El proceso de la platinotipia está basado en la sensibilidad a la luz del oxalato férrico. Este se reduce a oxalato ferroso por la incidencia de los rayos UV que reacciona con el platino o el paladio  y se reducen a platino, que constituye la base de la imagen.

Durante el proceso es posible modificar el contraste y el «color» de la imagen final si se cambia la cantidad de platino y paladio ante  los productos químicos oxidantes como el peróxido de hidrógeno. La falta de uniformidad en la capa de la mezcla y en las fases del proceso hacen que no existan dos impresiones exactas, por esta razón tienen tanto valor las copias únicas en platinotipia.

La poca sensibilidad propia del proceso es debido a que el oxalato férrico solo es sensible a la luz ultravioleta, por este motivo se pueden usar fuentes de luz específicas y los tiempos de exposición tienen que ser mucho mayor a los empleados en procesos fotográficos con base de plata. Por otra parte, como no existen papeles sensibilizados en el mercado, los fotógrafos deben preparar su propio papel. 

 

 

¿Quieres estar al día? Recibe noticias, reportajes y ofertas
¿Quieres estar al día? Recibe noticias, reportajes y ofertas
es Spanish
X

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

Información sobre la Politica de Privacidad

You have Successfully Subscribed!

×