0

daguerrotipo

DAGUERROTIPO, 1839

El Daguerrotipo es un proceso de fijación de la luz con cámara oscura creado por el pintor francés Louis Jacques Mandè Daguerre a partir de las experiencias previas inéditas de Niépce (antes de 1826), y dado a conocer en París en 1839, en la Academia de Ciencias de Francia.

Podría decirse que fue el primer proceso fotográfico conocido en el mundo y es el único también que se compone solo de metales: cobre o latón, plata, mercurio y oro. Los daguerrotipos son piezas únicas e irrepetibles, dotadas de una gran nitidez y detalle, con un aspecto atornasolado. No permiten realizar copias porque un daguerrotipo es a la vez negativo y positivo, pudiendo verse de una u otra forma según los ángulos de observación y de incidencia de la luz que recibe.

El daguerrotipo se forma a partir de una placa de cobre o latón recubierta de plata pulida como un espejo que se sensibiliza con vapores de yodo y bromo, acto seguido se expone a la luz para luego revelarla con vapores de mercurio que es un reactivo que hace visible la imagen, finalmente se fija la imagen obtenida en una solución de agua destilada con tiosulfato de sodio.

Los vapores de mercurio que se emplean en el revelado son altamente peligrosos y muy perjudiciales para la salud.

Este invento, fue visto como una amenaza, por muchos de los artistas de la época, Ingres en primer lugar, que la veía como una competencia creada por técnicos sin sensibilidad. Otros en cambio, como Eugene Delacroix, lo vieron con otros ojos: “Si un aparato, puede captar exactamente el mundo que nos rodea, entonces nos libera de la obsesión de copiar e imitar y nos permite interpretar y experimentar”. Siempre fue considerada como una herramienta, los artistas llevaban a sus modelos a que las fotografiasen y luego las pintaban por medio de la imagen obtenida, ahorrándose las costosas sesiones de poses.

OBRAS REALIZADAS MEDIANTE «DAGUERROTIPO»

×