0

PLATINOTIPIA

PLATINOTIPIA, 1873/1877

La platinotipia fue inventada en 1873 por William Willis y Alfred Clements.

 Una impresión de platino es un proceso de acabado mate, la imagen se encuentra embebida en el papel (en lugar de estar sobre el papel), incluye una amplia y delicada gama de tonos desde el negro al blanco con un rango de tonos grises medios imposibles de conseguir con cualquier otro proceso. Así mientras las sombras más profundas aún presentan información se obtienen blancos delicados con una profundidad de imagen viva y tridimensional.

 A menudo se denomina a la platinotipia como “el rey” de los procesos de copiado, apreciada por los fotógrafos y coleccionistas de todo el mundo por su permanencia (el platino es más estable que el oro), las copias al platino no se desvanecen, se estima que una imagen de platino realizada adecuadamente puede durar miles de años.

 A lo largo de todos estos años de la Historia de la Fotografía, y debido a su complejidad técnica y al elevado coste de los materiales, los fotógrafos de todas las épocas, han realizado siempre copias en pequeño formato de sus Platinos.

×